Entrevista

Que maldita sensación la que me invade en estos momentos, intranquilidad corre por mi cuerpo al ritmo de los latidos de mi corazón acelerado. La incertidumbre de lo que me espera acontinuación, el esperar a ser pasado al siguiente cuarto y ser prejuzgado solo por mi apariencia externa, siguiéndole con una serie de preguntas que no sé si podré responder.

La ansiedad de un nuevo lugar resulta aterradora y algo emocionante, al mismo tiempo algo inquietante por el ser rechazado sin más. Espero no hacer algo torpe o tartamudear a lo bestia cuando responda las preguntas, sé que soy torpe pero creo controlar la situación.

Al parecer el expresarme aquí me tranquiliza lo suficiente para tomar confianza y poder afrontar todo obstáculo, quizás falle pero será estando seguro de mi mismo. Aunque la cita ya lleva 10 minutos de retraso y eso me está fastidiando, no me gusta esperar por las cosas.

Espero y todo salga bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *