Un día Extraño – Parte 2 [ Ficción ]

PARTE 1
Un día Extraño – Parte 1 [ Ficción ]

Ya estando con el cliente la junta marcho con ritmo, los acuerdos previamente vistos no sufrieron cambios fuertes, se respetaron los términos y contrato se pudo cerrar sin contratiempos. Viendo la hora cuando me despedía del cliente me percate que todavía estaba a tiempo para ir a comer con Monica, seguido a esto le mando un mensaje para comprobar si era posible. Pasados 5 minutos de que no respondiera me aventure al restaurante para sorprenderla.

Rumbo al sitio me llego un mensaje de mi madre, me comentaba de un problema con mi hermana. Mientras contestaba y caminaba llegue a mi destino, antes de entrar alcé mi vista tras la puerta de cristal y pude divisar su bella sonrisa al mismo tiempo que Luis frente a ella, mi socio. Ambos compartiendo la mesa teniendo una conversación fluida y alegre, a mi reacción inmediata fue esconderme para que no notaran mi parecencia.

¿Porqué Luis?, ¿Cuándo paso esto?. Él ya tiene tiempo tratando de salir con ella pero Monica no estaba interesada en él, o eso creía yo hasta ese momento. Mi mente empezó a crear mil escenarios al respecto, al parecer empezaba a sentir algo por ella en ese instante. Nunca pensé en ella como algo mas que solo una compañera de trabajo, no se que cambio en ese momento, quizás fue gradual este nuevo sentimiento hacia Monica.

En mi angustia por la situación trate de tranquilizarme, pasando unos minutos me decidí ir a comer a otro restaurante cercas, solo para tener alimento en el estomago. El apetito se me había esfumado, la emoción de cerrar el contrato se opaco completamente con esta nueva sensación de angustia, dichoso mi día ni la comida pude disfrutar como se debía, era mole con pollo y arroz, mi platillo favorito.

Al terminar y dirigirme a la oficina en el camino me encuentro con Luis y Monica saliendo del restaurante, un poco serios a comparación de cuando los vi, al irme acercando se sentía algo de tensión en el ambiente. Saludando a ambos nos dispusimos ir al edificio mientras conversamos respecto a la comida y algunos pendientes del despacho. Hubo muchos silencios en el transcurso, aun así yo trataba de sacar platica, solo para no estar pensado e imaginarme cosas al respecto de ellos dos.

Ya en la oficina y cada quien en su lugar de trabajo el día continuo normal, dejando de lado la angustia y curiosidad de lo pudo haber sucedido entre ellos dos, me enfoque cien porciento al trabajo. Quedando hora y media antes de salir Monica toca a mi puerta, yo concentrado en mis deberes le digo que pase, esta a su vez procede a entrar y tomar asiento frente a mi escritorio. Me comenta con cierto toque de timidez en su voz que si tengo tiempo libre después de la oficina, para mi desgracia numero cinco del día resulta que tenia que ir con mi madre a resolver el problema de mi hermana. En mi pensar me pregunte si era necesario ir con mi madre, así que le dije a Monica que mas de rato le confirmaba.

Al hablar con mi madre por llamada resuelvo el asunto de mi hermana, no era la gran cosa, siempre exageran las cosas ellas dos. Salgo de mi oficina para confirmarle a Monica el tiempo libre después de trabajar, pero antes de llegar vuelvo a ver a Luis platicando con ella. Ambos se percatan de mi mirada provocando que Luis se retirara de su lugar, acto seguido de yo acercarme para confirma lo ya dicho.

En mi cabeza rondaban cientos de preguntas, al mismo tiempo que las respondía con temas relacionados al trabajo. La incertidumbre de querer saber para que me quería verme después del trabajo invadía mi cuerpo…


Si quieren apoyar la historia o alguna otra en un futuro, pícale al botón de abajo.

Gracias por leerme
Apoyame en Patron!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *