Un día Extraño – Parte 3 [ Ficción ]

PARTE 1

Un día Extraño – Parte 1 [ Ficción ]

PARTE 2

Un día Extraño – Parte 2 [ Ficción ]

Treinta minutos antes de la hora de la salida me disponía a recoger mis cosas y dejar listos los pendientes para mañana, suelo ser organizado en cuestiones de la oficina. Fuera de la oficina se empezaba a escuchar murmullo ya que los demás empleados al igual se disponían a marcharse, se sentía el movimiento de la gente fuera de mi oficina. Al cabo de minutos Monica toca a mi puerta, comentándome que estaría esperando en la recepción del edificio, acto seguido da media vuelta y se marcha. Se veía un poco seria a comparación de su actitud de la mañana.

Al pedir el elevador me topo con Luis, toco bajar juntos. Me pregunta sobre el cliente y el contrato, no hubo mucho que decir ya que estaba todo contemplado al respecto, solo le aclare uno que otro punto que se cambio al firmar, algo sin importancia comparando a la pregunta que le siguió.
¿Te verás con ella ahorita, verdad? Pregunta que me desconcertó, ¿Él como sabía? ¿Acaso él ya sabía el motivo?, esas fueron algunas de las preguntas que rondaron por mi cabeza. Respondiendo afirmativamente tratando de no verme confundido, las puertas se abren y disponemos a salir, despidiéndonos de mirada nos alejamos yendo cada quien por su camino. Hubiese estado tranquilo si no fuese por esa ultima sonrisa que se marco en su rostro.

Llegando a recepción me encuentro a ella de espaldas de pie frente al espejo, a través del reflejo del espejo nuestras miradas se cruzaron, yo me detuve por un instante para contemplarla y al mismo tiempo dejar pasar a una señora que rondaba por la habitación, era del departamento de limpieza, estaba fregando el piso con un trapeador de gas, un poco oloroso.

Al acercarme a ella simultáneamente ambos soltamos una sonrisa, ¿Cual es el motivo de tu petición? pregunte directamente y sin rodeos, ella a su repuesta comento que seria mejor hablarlo en otro sitio mas cómodo, sugiriendo un pequeño parque no lejos del edificio. En el camino hablamos solo de trabajo, pendieres para el día de mañana entre otras cosas.

Ella escogió una banca debajo de un farol frente al pequeño lago, ya tarde el sol estaba por ocultarse, las personas continuaba con su camino sin darle importancia al cielo anaranjado con nubes aborregadas, la brisa del inicio de otoño ya se sentía en la piel, con las hojas de los arboles sobre las veredas y el agua frente a nosotros, una que otra luciérnagas se hacia divisar frente a nosotros, reflejando su tenue luz sobre el lago y grillos tocaban al son del viento que chocaba con las ultimas hojas de los árboles, simplemente una escena para soñar.

Pasado un momento de sentarnos voltea a verme con una sonrisa que me derritió por dentro con solo verla, se disponía hablar mientras yo en mi mente hacia mil y un preguntas sobre lo que pudiera decirme… sin aviso alguno se acerco a mi tomándome por el cuello, sus manos estaban cálidas ya que las llevaba dentro de las bolsas de su suéter, se acerco me lentamente colocando con delicadeza sus suaves labios sobre los míos con una ternura que no conocía, mi piel se estremeció al instante mientras yo cerraba los ojos para dejarme llevar por la sensación, acercando mis manos a su cintura para acercarla a mi y así poder sentir la calidez de su cuerpo. Su corazón latiendo sobre mi, mientras sus labios como dos almohadillas acariciaban los míos con dulces jugueteos por parte de ella, un momento que no creo poder olvidar…


¿Aun queda la parte final?


Si quieren apoyar la historia o alguna otra en un futuro, pícale al botón de abajo.

Gracias por leerme
Apoyame en Patron!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *