A escondidas – Parte 1 [ Ficción ]

Esta es una historia que no me gusta contar mucho, pero fue una de las mejores etapas de mi vida.
Todo empezó aceptando ir a el coro de la iglesia, este lo dirigía mis tíos por parte de mi padre, una pareja de esposos muy alegre. Al principio no estaba tan entusiasmado de querer ir, pero alguien cambio mi forma de pensar, su nombre era ****** (Julieta).
Una noche antes del ensayo me contacto por redes sociales para saber si asistiría, yo presionado por la aceptación de una mujer confirme mi asistencia sin pensarlo mucho, mi vida hubiera seria diferente en estos momentos si le negaba mi asistencia en ese momento.

Estuve yendo cada sábado al ensayo y domingo a misa, la parroquia me quedaba lejos de mi casa, pero aun así iba, no tenia nada mejor que hacer los fines de semana en aquel tiempo.
Conforme pasaba los días conversaba mas y mas con Julieta, las charlas por llamada se empezaron a dar, a su vez también a durar mas con cada conversación que teníamos. Un día de la nada me dijo que si quería salir con ella y los del coro, para hacer una actividad aparte de la iglesia. El grupo ya era mas solido para ese entonces. Acepte salir ese día, no fue tan malo a como me lo imagine.
Desde esa salida el grupo salia mas seguido y las platicas con ella por teléfono seguían su curso, un día de golpe me invito a salir, solo nosotros dos. Yo nervioso acepte, fue un día grandioso.

Fuimos a un parque, paseamos por un rato y al cabo de unos minutos nos sentamos en una banca para platicar. Ella me confeso que las salidas del grupo las organizo solo para poder salir conmigo, tenia timidez de invitarme a salir así sin mas, platicamos de todo un poco. Acercándose la noche la acompaño a su casa para asegurarme de que llegara con bien, pero antes de que entrara a su casa, me acerco a ella tomándola del brazo para darle vuelta mientras que con mi otra mano la sujeto por su cintura y la beso. El beso duro un momento algo largo, al parecer acepto el beso, después de eso me pregunta, ¿Y ahora que? ¿Que somos?. Yo presionado por el momento le respondo con una pregunta. ¿Quieres ser mi novia?. Obviamente acepto.

Después de eso, camino a mi casa iba feliz por lo que acababa de pasar y pensaba al respecto, ¿Como le haremos para que no se enteren? ya que las relaciones amorosas en el grupo estaban prohibidas por mis tíos…

Si quieren apoyar la historia o alguna otra en un futuro, pícale al botón de abajo.

Gracias por leerme
Apoyame en Patron!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *