División de Géneros

Recuento de la historia vivida en carne propia de un personaje ante la Gran División de Géneros. Acta para futuras generaciones.
Año 2057
Nuevo León – México

Muy bien, ya estamos aquí ¿Ahora que sigue?. ¿Tengo que hablar solamente? ¿Aquí en el micrófono?. ¿Entonces solo tengo que hablar?. Esta bien, ya entendí, solo mi voz quedara registrada, creo que perderá un poco de sentido lo contado pero haré lo mejor que pueda.
Saben, estoy muy impresionado que quieran hacer un recuento de todos los hechos de mi vida, no se que quieren lograr con esto pero ya me ofrecí y ahora tengo que hacer lo que me toca.
Esta bien, solo contare lo sucedido, pero ¿por donde empezar?. ¿Mi infancia? Muy gratificante a mi parecer, aunque no recuerdo gran parte de ella, mi adolescencia y juventud es la que tengo mas presente. Pero respecto a mi infancia son muy pocos los recuerdos que tengo al respecto, solo tengo viejas fotografías que me dan una idea de como fue, o las historias que me contaba mi madre, en paz descanse. Pero en esa época si tengo bien marcado que aun no empezaba la División de Géneros.
Se me viene a la memoria un conductor de televisión de la época, pasaba semanalmente en vivo el programa, su contenido eran temas que nos concernían a la población en general, sin discriminar o resaltar agravios entre géneros. Este programa lo veíamos sin falta todas las semanas junto a nuestra madre, mi hermano y yo, aunque un poquito subido de tono para la edad que teníamos en ese entonces, pero a pesar de eso mi madre nos dejaba verlo. En cambio ahora que todo esta controlado, no por los padres o tutores, si no por un gobierno mundial dividido.
Entiendo, aun no es momento de contar al respecto, guardare mis comentarios al respecto para mas adelante.
Recuerdo algo en mi segundo año de escuela primaria, era yo un niño poco social, un tanto retraído por el reciente divorcio de mis padres. En la escuela no gozaba de muchas amistades, solo la de mi primo y la de dos compañeras, Claudia y Vanessa. En ese tiempo obviamente no tenia el interés en las mujeres a comparación de mi adolescencia, en cambio mi primo si, el cual estaba detrás de Vanessa.
Lo curioso que en esos momentos una niña de 6°, blanca como la nieve y cabello negro rizado, una temporada en la hora del recreo, siempre se me acercaba para pedirme un favor, que golpeara a un niño de mi edad ya que el la había molestado previamente. Cabe mencionar que el niño en cuestión tenia un problema mental, no se como decirlo sin ser irrespetuoso, estaba como retrasado. El punto aquí, que Estrella creo que era ese su nombre, se me acosaba todos los días de escuela en la hora de recreo con la frase «di que si» repitiéndola mas de 5 minutos. A lo cual yo negando solo con la cabeza por el simple hecho que no quería pegarle a un niño solo porque si, se me hacia ilógico lo que me solicitaba. La verdad ya recordando ese acontecimiento no se que pensar al respecto, fue demasiado raro en su tiempo.
Ahora que me hacen ver a mi pasado, no entiendo como ha cambiado tanto la sociedad, solo hace una década aproximadamente empezaron a separar en todas las escuelas a nivel mundial hombres y mujeres. Fue ahí donde comenzó la dichosa revolución que llevo a este mundo a la desgracia, si al principio trajo cosas buenas para ambas partes, pero conforme paso el tiempo lo empero todo….
Perdón por adelantarme a los hechos, pero es tanta la rabia que me provoca todo esto que…
Esta bien, sera mejor que paremos, ¿Continuamos en unos minutos verdad?. ¿Donde esta el baño?… Gracias.


Nota:
Quiero aclarar que todo es ficción solo con el objetivo de plantear un escenario donde la búsqueda de igualdad para la mujer llego a un punto algo extremo.
Si te interesa que continué con el relato me gustaría saber tu opinión al respecto.
Gracias por tomarte el tiempo para leerlo y tener la madurez para no ofenderte con algo ficticio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *